Tag Archives: John Cusack

2012

Título Original: 2012
Director: Roland Emmerich
Intérpretes: Chiwetel Ejiofor, John Cusack
Año: 2009, Columbia
Género: Desastre
Contenidos Específicos: Violencia de acción, asesinatos grotescos, visión distorsionada de la historia,  lenguaje grosero y un suicidio.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America
El director Roland Emmerich, conocido por cintas apocalípticas como “Independence Day”, “Godzilla” y “The Day After Tomorrow”, parece que con “2012” ha querido hacer la madre de todas las películas de desastre. No se ha medido ni en la magnitud de la destrucción, ni en los efectos especiales que son realmente impactantes, ni en la cantidad de víctimas, puesto que las personas mueren como moscas en todas las formas imaginables. En el uso de los clichés tampoco se detiene el director; los utiliza casi todos.

La historia empieza cuando el científico Adrian Hemsley (Chiwetel Ejiofor) descubre datos que confirman la inminencia de la crisis e informa al Gobierno de los EEUU, donde inician un plan de supervivencia selectiva. Mientras tanto, Jackson Curtiss (John Cusack), un escritor de ciencia ficción divorciado que ha descrito los eventos que se avecinan en una novela suya de escaso éxito comercial, se entera casualmente del desastre que viene y corre al rescate de la que fuera su familia. Se desata entonces el pandemónium y la narrativa se reduce a una carrera para salvar la vida.

A pesar de la debilidad del guión y las actuaciones de fórmula, la cinta entretiene por los efectos especiales y las escenas de acción. Se le ha hecho una promoción intensa y el tema ha encontrado eco incluso en algunos canales de TV de “ciencia” popular, llegando a inquietar a algunas personas. Por ello vale la pena tener presente la doctrina cristiana, que nos recuerda que debemos estar siempre preparados con una vida recta de oración y frecuencia de sacramentos, porque nadie sabe ni el día ni la hora. El año 2012 es una más de las incontables predicciones que se han aventurado, y seguramente para ese entonces las cosas seguirán su rumbo normal, habrá otras fechas apocalípticas y nadie se acordará de esta película.