Tag Archives: Ian McKellen

X-Man, La batalla final

Título en Inglés: X-Men: The Last Stand
Director: Brett Ratner
Intérpretes: Patrick Stewart, Ian McKellen, Hugh Jackman, Halle Berry, Anna Paquin,
Año: 2006, 20th Century Fox
Género: Acción/Ciencia Ficción
Contenidos Específicos: Abundante acción violenta estilizada, una situación sexual sugestiva, breve desnudo sugerido, y algunas frases con lenguaje crudo.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

El grupo de mutantes dirigidos por el Profesor Charles Xavier (Patrick Stewart), entre los que se encuentran Wolverine (Hugh Jackman), Iceman (Shawn Ashmore) y Storm (Halle Berry), tienen un momento feliz cuando recuperan a la telépata Jean Grey (Famke Jansse) quien al parecer había muerto en el episodio anterior. Pero su alegría dura poco al percatarse que se ha despertado en ella una segunda personalidad maligna que le impide controlar sus poderes, lo que aprovecha Magneto (Ian McKellen) en su resentimiento contra los humanos. Éstos han desarrollado una substancia que devuelve la normalidad a los mutantes, lo que es interpretado por Magneto y su grupo de seguidores como una amenaza. Por su parte Beast (Kelsey Grammer) y el profesor Charles Xavier dialogan con el gobierno para lograr una propuesta legal que incluya la condición de que la vacuna no sea impuesta, sino elegida libremente por los mutantes.

La acción es intensa y los efectos especiales son muy buenos, como la escena del puente Golden Gate. Igual que en las cintas precedentes, los sentimientos y motivaciones de los personajes juegan un papel fundamental y le dan el toque humano a la historia. La violencia es más intensa, lo que aunado a algunos momentos sensuales no la hacen recomendable para niños.

El subargumento político es claro en sus comentarios respecto a los derechos de las minorías, la bioética y el terrorismo, además explora temas como el enajenamiento y el abuso del poder. El clímax se siente sobrecargado y el final sugiere que la serie podría continuar.

El Codigo Da Vinci

Título en inglés: The Da Vinci Code
Director: Ron Howard
Intérpretes: Tom Hanks, Audrey Tautou, Jean Reno, Ian McKellen
Año: 2006, Sony-Columbia
Género: Fantasía/Ficción
Contenidos Específicos: Imágenes perturbadoras, violencia, algo de desnudez, referencia breve a drogas, contenido sexual y material de ficción fantasiosa en temas de historia, arte y religión, que pueden confundir a quienes están en proceso de formación
Público : Adultos con Reservas

Reseña:

Basada en la novela de Dan Brown y antecedida de una publicidad intensa, la película es fiel al libro: largos y aburridos discursos de supuestos “expertos”, alternados con persecuciones e intrigas. Todo comienza cuando un conservador de arte del museo del Louvre es asesinado, debido a que descubre un complot antiquísimo, urdido desde los apóstoles, para que el gran público ignore que Jesucristo no era Dios, que no resucitó, que se casó con María Magdalena y le confió el liderazgo para equilibrar la espiritualidad masculino-femenina. Pero el celoso de Pedro se puso a la cabeza de un movimiento para desconocer a Magdalena, quien tuvo que huir a Francia, donde creció la hija de ella y Jesucristo. Su descendencia, origen de la dinastía merovingia en Francia, perdura hasta nuestros días. Robert Langdon (Tom Hanks) es un profesor de “simbología religiosa” en Harvard –asignatura ficticia- y es llamado para ayudar a resolver el asesinato. La nieta del asesinado, la criptógrafa Sophie Neveu (Audrey Tautou) se une asimismo a las investigaciones.

Haciendo a un lado las incongruencias y disparates del guión, la película ha resultado un verdadero fiasco: lenta, rebuscada y aburrida, predecible, con escaso suspenso y diálogos que van de lo cursi a lo ridículo.

Mención aparte merece el carácter herético de su contenido y las ofensas gratuitas a la Iglesia católica, lo que constituye un insulto grave contra los cristianos en general y contra los católicos en particular, y que pone en entredicho la seriedad de la productora Sony-Columbia en cuanto al respeto debido a las creencias de una gran parte de la población.