Tag Archives: Emmanuelle Seigner

La vida en rosa

Título en Francés: La Vie en Rose
Director: Olivier Dahan
Intérpretes: Marion Cotillard, Gérard Depardieu, Sylvie Testud, Pascal Greggory, Emmanuelle Seigner
Año: 2007, Légende
Género: Drama
Contenidos Específicos: Lenguaje y expresiones vulgares, desnudo parcial breve, alcoholismo y drogadicción, una relación adúltera, una escena de alcoba sugerida.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Drama intenso sobre la vida de la célebre cantante francesa Edith Piaf (Marion Cotillard). Nacida en 1915 durante la Gran Guerra, Piaf tuvo una infancia difícil, criada por sus abuelas en condiciones deplorables hasta que su padre, un acróbata itinerante, se hace cargo de ella. Juntos recorren Francia ofreciendo su espectáculo y allí, en las calles, es donde la pequeña Edith empieza a cantar. Tenía alrededor de 14 años de edad. No es sino hasta 1935 que Louis Leplée (Gérard Depardieu), dueño de un cabaret, la descubre y le da la oportunidad de cantar profesionalmente. A partir de aquí la fama de “La Móme” crece hasta convertirse en la cantante más célebre en el ámbito de la música popular francesa.

Con una puesta en escena magnífica y, sobre todo, una actuación memorable de Marion Cotillard, “La Vie en Rose” es una cinta absorbente de principio a fin. Es estremecedor ver el gran vacío afectivo que acompañó a la artista durante casi toda su vida, aún en los momentos de máximo gloria. Los únicos remansos de paz interior son aquellos en los que acude a Santa Teresa de Lisieux o en los que hace oración por su padre. La narrativa muestra, en paralelo, escenas de la vida presente con retrospectivas de su biografía desde su niñez, lo que puede resultar un poco confuso cuando la pequeña Edith alcanza la edad adulta. El director Dahan plantea con habilidad y sin maniqueísmo la turbulencia de la primera mitad del Siglo XX, en la que transcurrió gran parte de la carrera de Piaf. Las actuaciones del reparto son todas muy competentes y la banda sonora es imponente, con algunas de las canciones interpretadas por Jil Aigrot, especialmente las de los primeros años, que Piaf no dejó grabadas.

El llanto de la mariposa

Título Original: Le scaphandre et le papillon
Director: Julian Schnabel
Intérpretes: Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Marie-Josée Croze, Anne Consigny, Max Von Sydow.
Año: 2008,  Miramax
Género: Drama
Contenidos Específicos: Desnudos parciales y encuentros sexuales discretos
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)
Clasificación Cinesíntesis: Mayores de 16
*MPAA: The Motion Picture Association of America

Cinta basada en la vida real que nos cuenta la historia de Jean-Dominique Bauby (Mathieu Amalric), quien fuera editor de la revista “Elle” y que sufrió, en 1995, una embolia severa que lo dejó paralizado, con movilidad únicamente en su ojo izquierdo. Prisionero en su mundo interior, Bauby se sobrepone a la depresión inicial gracias al apoyo de su familia y sus amigos y, con la dedicación del personal del hospital, logra comunicarse eficazmente, al grado de poder “escribir” un libro.

Filmada con gran originalidad, el director Julian Schnabel nos hace vivir la tragedia desde la perspectiva de Bauby, sin sentimentalismos y sin distorsionar la dimensión humana del protagonista. A través de sus fantasías, sus recuerdos y su esfuerzo por asumir su nueva circunstancia, vemos a un hombre que vive con plenitud, más allá de sus limitaciones obvias. En una bella metáfora imaginada por él mismo, contemplamos a Bauby prisionero en la escafandra de un buzo y, en contraste, el vuelo de una mariposa que nos habla de su libertad de espíritu. Se afrontan con seriedad y mesura temas como el sentido de la vida, el alcance trascendente de la persona,  la importancia de la familia y los amigos así como el efecto favorable de los cuidados paliativos. La fotografía es estupenda, llena de imágenes y ángulos novedosos y sugerentes. Las actuaciones, bajo la dirección efectiva de Schnabel, son extraordinarias.