Tag Archives: Cate Blanchett

El Curioso Caso de Benjamín Button

Título Original: The Curious Case of Benjamin Button
Director: David Fincher
Intérpretes: Brad Pitt, Cate Blanchett, Jason Flemyng, Tilda Swinton, Taraji P. Henson
Año: 2008,  Paramount
Género: Drama
Contenidos Específicos: Relaciones extramaritales implícitas, encuentros sexuales discretos, adulterio y violencia de guerra.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)
Clasificación Cinesíntesis: Mayores de 16
*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Benjamín Button (Brad Pitt) ha nacido con la apariencia y los síntomas de un viejo de 80 años. Su madre muere en el parto y su padre (Jason Flemyng), al ver su aspecto repugnante, lo abandona a las puertas de un asilo, donde es adoptado por Queenie (Taraji P. Henson), la administradora del lugar. Conforme pasa el tiempo, Benjamín rejuvenece y emprende su jornada por la vida, encontrándose con personas de lo más variopinto, desde un pigmeo hasta el capitán de un barco remolcador, pasando por una mujer británica (Tilda Swinton) que intentó cruzar a nado el Canal de La Mancha, así como el amor de su vida, Daisy (Cate Blanchett).

La historia es ciertamente curiosa y está basada en un cuento corto de  F. Scott Fitzgerald de 1922. El guión mantiene la expectación a lo largo de toda la narrativa, la escenografía recrea fielmente cada una de las épocas y la combinación de efectos especiales con el maquillaje es asombrosa al mostrar convincentemente, por un lado, la juventud progresiva de Benjamín y, por otro, el envejecimiento del resto de los personajes. B. Pitt entrega una actuación magnífica y cuenta con un excelente soporte del reparto.

Los temas que se abordan invitan a la discusión, entre otros el carácter transitorio de la existencia, el valor intrínseco de la vida, la capacidad de asombro, el vivir en plenitud a pesar de  las circunstancias adversas, así como la importancia de tener un anclaje moral sólido para evitar que nuestro comportamiento vaya a la deriva, a merced de la voluntad de otros. Sin duda una de las mejores cintas de 2008.

Babel

Título en inglés: Babel
Director: Alejandro Gonzáles Iñárritu
Intérpretes: Brad Pitt, Cate Blanchett, Adriana Barraza, Gael García Bernal, Rinko Kikuchi
Año: 2006, Paramount
Género: Drama
Contenidos Específicos: Violencia que incluye tortura y un asesinato, algunos elementos sexuales como vouyerismo, autoerotismo y un desnudo femenino completo, uso de alcohol y drogas, lenguaje vulgar y expresiones crudas.
Para: Adultos con Reservas
Clasificación MPAA: R (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Richard (Brad Pitt) y Susan Jones (Cate Blanchett) forman un matrimonio en dificultades que está buscando recuperarse de la muerte de su pequeño hijo y por este motivo vacacionan en Marruecos. De pronto una bala perdida lesiona a Susan, lo que les obliga a buscar ayuda en un poblado rural. Mientras tanto, en San Diego, California, Amelia (Adriana Barraza) es una niñera mexicana que está cargo de dos niños y no tiene donde dejarlos para asistir a la boda de su hijo en México. Al no encontrar alguien que cuide de los niños, se los lleva consigo con consecuencias desastrosas. En otra parte de Marruecos, el espectador es testigo de cómo una familia adquiere un fusil para que dos chicos protejan contra los chacales a las cabras que pastorean. Finalmente, en Tokio, hay una adolescente sordomuda (Rinko Kikuchi) que busca experiencias sexuales creyendo que en ellas encontrará el amor y, en su soledad, se arriesga imprudentemente, sin percatarse de que su taciturno padre (Koji Yakusho) intenta ayudarla.

De la misma manera que los trabajos anteriores de Alejandro González “Amores Perros” y “21 Gramos”, este largo y sombrío filme hilvana todos los dramas con actuaciones excelentes de todo el reparto, especialmente de Brad Pitt, como el esposo frenético que desea atención para su mujer y Cate Blanchett como la esposa que intenta abrir la coraza en la que se ha encerrado su marido debido a la pérdida de su bebé. Las situaciones de Adriana Barraza, como la niñera imprudente que exclama de sí misma “no soy mala pero hice algo muy estúpido” y de Rinko Kikuchi en su mundo de silencio, son conmovedoras.

Aunque no es precisamente una película exultante ni mucho menos, debido a los temas que trata y a la forma trágica en que los presenta, ofrece sus mensajes claramente y con intensidad. La cinta resalta la solidaridad humana que existe en cualquier parte del mundo, aborda el tema de los estereotipos injustos que tenemos de otros países y, por supuesto, la comunicación como una necesidad imprescindible para vivir en paz.

Por último, pone el dedo en el problema de los trabajadores indocumentados. Una mejor edición en algunas escenas demasiado largas o inconvenientes le hubiera venido bien.

Elisabeth, la edad de oro

Título en Inglés: Elizabeth: The Golden Age
Director: Shekhar Kapur
Intérpretes: Cate Blanchett, Geoffrey Rush, Clive Owen, Abbie Cornish , Jordi Molla.
Año: 2007, Universal
Género: Drama histórico
Contenidos Específicos: Desnudos parciales, escenas de tortura y lenguaje vulgar ocasional.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

La imparcialidad es sin duda uno de los retos más difíciles de los directores de cintas sobre temas históricos. Algunos lo manejan airosamente; otros toman partido con mayor o menor acierto. Este es el caso de “Elizabeth: La Edad de Oro”.

La producción es atractiva y espectacular, con fotografía y vestuario excelentes y un reparto de primer orden que entrega actuaciones sólidas. Los efectos especiales se utilizan con eficacia en el despliegue de la Armada en la pantalla. Sin embargo, el director S. Kapur, en su planteamiento pro-Elizabeth, exagera la nota al grado de caricaturizar ambos personajes de la Historia: la reina Inglesa se presenta como el non-plus-ultra de las virtudes regias y, por otro lado, el monarca Español Felipe II aparece intrigante, tenebroso y hasta físicamente contrahecho, como los villanos de las cintas de Valentino. Comparada con la producción de 1998 “Elizabeth”, esta secuela es un verdadero retroceso.