Tag Archives: Brad Pitt

Quémese después de leerlo

Título en Inglés: Burn After Reading
Director:  Ethan y Joel Coen
Intérpretes:  Frances McDormand, Brad Pitt, John Malkovich, George Clooney, Tilda Swinton, Richard Jenkins
Año: 2008,  Focus
Género:  Tragicomedia
Contenidos Específicos: Encuentros sexuales implícitos, adulterio, lenguaje crudo abundante y dos situaciones violentas.
Clasificación MPAA*: R  (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)
Clasificación Cinesíntesis: Adultos Con Reservas
*MPAA: The Motion Picture Association of America


Reseña:

Linda Litzke (Frances McDormand) y Chad Feldheimer (Brad Pitt) son empleados de un gimnasio que han encontrado un disco con las memorias de un  analista de la CIA recién despedido, Osborne Cox (John Malkovich). Creen que se trata de información clasificada e intentan extorsionar a éste con resultados desastrosos. Entonces tratan de vender el disco a los rusos. Por otro lado, la esposa de Osborne, Katie (Tilda Swinton), lo engaña con Harry Pfarrer (George Clooney), un agente federal casado y mujeriego que, coincidentalmente, arregla una cita por internet con Linda. Y finalmente está Ted Treffon (Richard Jenkins), gerente del gimnasio y jefe de Linda, perdidamente enamorado de ella y que hará cualquier cosa por complacerla.

Con estos elementos, los hermanos Cohen confeccionan un coctel inteligente y divertido, donde la vacuidad de los personajes converge gradualmente a través de actitudes irreflexivas y torpes, con resultados trágicos revestidos de un fino humor negro. De pasada, se hace una crítica aguda a la CIA. Los diálogos y las actuaciones son geniales y el ritmo de la narrativa es el adecuado: pausado al inicio y se va acelerando a medida que se acerca el final. La parte objetable es en relación al lenguaje, que se presenta excesiva e innecesariamente grosero.

Bastardos sin gloria

Título original: Inglourious Basterds
Director:  Quentin Tarantino
Intérpretes: Brad Pitt, Christoph Waltz, Melanie Laurent, Diane Kruger
Año: 2009,  Weinstein/Universal
Género: Drama/Acción
Contenidos Específicos: Violencia gráfica excesiva incluyendo torturas y mutilaciones, lenguaje grosero abundante, un encuentro sexual extramarital fugaz.
Clasificación MPAA*: R  (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)
Clasificación Cinesíntesis: Adultos con Reservas

Reseña:

El Teniente Aldo Raine (Brad Pitt con un marcado acento sureño) es asignado para reclutar y dirigir un comando de judíos cuya misión es la de eliminar nazis en la Francia ocupada durante la Segunda Guerra Mundial. Los asesinatos son grotescamente sádicos y el cinismo y la falta de escrúpulos caracterizan sus métodos. Paralelamente, Shosanna (Melanie Laurent), una judía que escapó del Coronel Hans Landa (Christoph Waltz), el oficial que masacró a su familia, tiene un plan para matar a Adolfo Hitler y su plana mayor durante una función de cine en París. Eventualmente, el Teniente Raine y su grupo coincidirán con Shosanna en el lugar y el día del atentado.

Con “Inglourious Basterds” Tarantino muestra nuevamente su peculiar talento. La fotografía, el sonido y la dirección de actores son sobresalientes y el manejo de la narrativa a través de varias historias que confluyen conforme se acerca el final mantiene el atractivo de la cinta. Típico ya del director es el recurso a la violencia y el humor negro y esta no es la excepción. La brutalidad de algunas escenas es excesiva y pone a nazis y judíos en el mismo nivel de salvajismo, lo que aunado al cinismo mostrado por ambos bandos hace imposible distinguir a los buenos de los malos o identificarse con alguno de los personajes. Irónicamente, el papel más interesante es el de Christoph Waltz, que encarna al cazador de judíos Coronel Hans Landa con un magnetismo inusual. En cuanto al guión, la historia es una fantasía que tiene pocos nexos con la realidad, pero algunos diálogos son muy buenos y crean una atmósfera de gran suspenso y expectación.

El Curioso Caso de Benjamín Button

Título Original: The Curious Case of Benjamin Button
Director: David Fincher
Intérpretes: Brad Pitt, Cate Blanchett, Jason Flemyng, Tilda Swinton, Taraji P. Henson
Año: 2008,  Paramount
Género: Drama
Contenidos Específicos: Relaciones extramaritales implícitas, encuentros sexuales discretos, adulterio y violencia de guerra.
Clasificación MPAA*: PG-13 (Los padres son fuertemente prevenidos de dar una guía especial y atender a niños menores de 13 años; algún material puede ser inapropiado para ellos.)
Clasificación Cinesíntesis: Mayores de 16
*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Benjamín Button (Brad Pitt) ha nacido con la apariencia y los síntomas de un viejo de 80 años. Su madre muere en el parto y su padre (Jason Flemyng), al ver su aspecto repugnante, lo abandona a las puertas de un asilo, donde es adoptado por Queenie (Taraji P. Henson), la administradora del lugar. Conforme pasa el tiempo, Benjamín rejuvenece y emprende su jornada por la vida, encontrándose con personas de lo más variopinto, desde un pigmeo hasta el capitán de un barco remolcador, pasando por una mujer británica (Tilda Swinton) que intentó cruzar a nado el Canal de La Mancha, así como el amor de su vida, Daisy (Cate Blanchett).

La historia es ciertamente curiosa y está basada en un cuento corto de  F. Scott Fitzgerald de 1922. El guión mantiene la expectación a lo largo de toda la narrativa, la escenografía recrea fielmente cada una de las épocas y la combinación de efectos especiales con el maquillaje es asombrosa al mostrar convincentemente, por un lado, la juventud progresiva de Benjamín y, por otro, el envejecimiento del resto de los personajes. B. Pitt entrega una actuación magnífica y cuenta con un excelente soporte del reparto.

Los temas que se abordan invitan a la discusión, entre otros el carácter transitorio de la existencia, el valor intrínseco de la vida, la capacidad de asombro, el vivir en plenitud a pesar de  las circunstancias adversas, así como la importancia de tener un anclaje moral sólido para evitar que nuestro comportamiento vaya a la deriva, a merced de la voluntad de otros. Sin duda una de las mejores cintas de 2008.