La Oscuridad

Título en inglés: The Dark
Director: John Fawcett
Intérpretes: Sean Bean, Maria Bello, Sophie Stuckey, Abigail Stone, Maurice Roëves
Año: 2005, Constantin/Miramax
Género: Suspenso/Horror/Misterio
Contenidos Específicos: Violencia sangrienta, imágenes sobrecogedoras y lenguaje vulgar
Clasificación MPAA: R (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)

*MPAA:
The Motion Picture Association of America

Reseña:

Historia fantasiosa de horror que inicia con un suspenso psicológico que atrapa al espectador, pero en la segunda mitad se torna confusa.

Adèle (Maria Bello) y su hija Sarah (Sophie Stuckey) viajan a Irlanda para visitar a James (Sean Bean) padre de Sarah y ex esposo de Adèle. La madre desea aprovechar estas vacaciones para arreglar la mala relación que tiene con su hija desde hace algún tiempo. Los campos galeses donde vive James son espectaculares y cuando encuentran una piedra memorial con la palabra “Annwyn” marcada en ella, Dafydd (Maurice Roëves), un trabajador de la casa de su marido, les explica que según la mitología autóctona, es el lugar a donde va la gente después de morir.

Cuando el mar se traga a Sarah y en su lugar comienza a deambular una niña fantasmal de nombre Ebrill (Abigail Stone), Adèle frenética comienza a investigar y se entera de una leyenda local según la cual es posible que un muerto salga de Annwyn y cambie su lugar por un vivo. La joven madre está dispuesta a todo con tal de hacer que Sarah regrese, el problema es que James no cree en las leyendas ni en fantasmas.

A pesar de algunos buenos momentos de suspenso, de las sólidas actuaciones y las hermosas vistas de los campos y el mar de Gales, el director usa tácticas convencionales y predecibles para asustar al público, sin embargo su peor error es que le faltó lógica a la conclusión de la historia, que se torna confusa y lamentablemente hace que se pierda la intensidad de la primera mitad.

Hostal: El Rincon de las Torturas

Título en Inglés: Hostel
Director: Eli Roth
Intérpretes: Jay Hernandez, Derek Richardson y Eythor Gudjonsson
Año: 2006, Lions Gate
Género: Horror
Contenidos Específicos: Violencia brutal excesiva, incluyendo escenas sangrientas de tortura y descuartizamientos, situaciones sexuales fuertes con desnudos, imágenes eróticas, uso de drogas, un suicidio, degradación de la mujer, lenguaje vulgar abundante y humor libidinoso
Clasificación MPAA: R (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)

*MPAA: The Motion Picture Association of America

Reseña:

Asqueroso filme de horror sobre tres libidinosos mochileros (Jay Hernandez, Derek Richardson y Eythor Gudjonsson) que viajan por Europa, e ilusionados con la promesa de placeres carnales, se desvían a un hostal en Eslovaquia. Ahí caen en la trampa de unas tentadoras europeas y terminan en un calabozo de horrores donde sadomasoquistas millonarios pagan por las diversiones más depravadas.

Basándose en brutalidades degradantes como entretenimiento, el director Eli Roth presenta un filme sexual y sangriento, tan abundante en pornografía como vacío en la trama.

Destino final

Título en Inglés: Final Destination 3
Director: James Wong
Intérpretes: Mary Elizabeth Winstead, Ryan Merriman, Kris Lemch, Amanda Crew
Año: 2006, New Line
Género: Horror
Contenidos Específicos: Violencia sangrienta gráfica excesiva que incluye desmembramientos, desnudez parcial frontal, humor grosero y abundante lenguaje vulgar y sexualmente crudo
Clasificación MPAA: R (RESTRINGIDA Sólo para mayores, los menores de 17 años requieren ser acompañados por alguno de sus padres o un adulto con criterio)

*MPAA: The Motion Picture Association of America


Reseña:

Tercera entrega de esta secuela de horror, esta vez acerca un grupo de estudiantes que escapan de la muerte al bajarse de una montaña rusa momentos antes de que esta se descarrile, sólo para darse cuenta de que no pueden burlar a la muerte, pues cada sobreviviente muere después de modos mucho más sangrientos.

Con poco más que una tediosa serie de fatalidades, la cinta trata de superar a sus predecesoras con formas intrincadas de matar a los protagonistas, utilizándolos como meros pretextos para bromas sádicas.